¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Quienes somos: Entrenadores externos

Alejandro Martínez Comenzó a sus 24 años su proceso de transformación dictando conferencias para adolescentes entre las edades de 13 a 17 años, después de varios años impartiéndolos decidió ir a un nivel más grande y así abriéndose paso a incursionar y colaborar como coach de manera personal, grupal y empresarial.
Actualmente sigue estudiando y preparándose al lado de los mejores, siempre dice que en la vida debemos seguir preparandonos día a día, desde entonces viaja por diversos países impartiendo seminarios de coaching, conferencias, y preparando a nuevos coaches para que por si solos se abran sus propios caminos al éxito y a una nueva aventura. Siempre procura ser congruente con lo que dice, sin olvidarse de que antes de ser coach es un ser humano que comete errores, que se cae mas que muchos pero siempre estando claro que en sus manos esta el rediseñarse cada segundo y también recuerda que es un ser humano que tiene aciertos, pero que mantiene grabado en su corazón una misión en este planeta.

Alberto OrtegaAlberto Ortega Alberto nació en 1977. Licenciado En Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla, dedicó la primera década de su trayectoria profesional a la formación y la educación reglada en centros de enseñanza secundaria obligatoria (E.S.O.), tanto en España como en la ciudad de Nueva York, donde entró en contacto con la Inteligencia Emocional y el coaching.Desde entonces, disfruta de una segunda etapa profesional orientada al desarrollo del potencial humano, siendo experto en Coaching Personal por la Universidad Camilo José Cela, Practitioner de PNL (IPH) y completando, entre otros, una Maestría en Liderazgo (Programa de formación de entrenadores transformacionales - PhD).Actualmente Alberto Ortega ejerce como coach personal para adultos y adolescentes, superando en la actualidad ampliamente las 200 horas en procesos de coaching alcanzados con éxito. También facilita talleres de Liderazgo e Inteligencia Emocional tanto para particulares (adultos y adolescentes), empresas y profesores y familias en el sistema público andaluz de enseñanza.

Wanda PineroWanda Pineiro Posee un doctorado en Psicología Clínica de la Pontificia Universidad Católica de Ponce en Puerto Rico.Dirigió su propia oficina donde ofrecía servicios personalizados a pacientes y sus familias. También ofreció consultoría profesional a diversas instituciones gubernamentales y de servicio comunitario.Como empresaria y entrenadora de talleres de Transformación generó su equipo de trabajo y formó su propio centro de Transformación, VISIÓN OESTE. Actualmente su agenda la dedica a ofrecer talleres a nivel internacional para México, Colombia y Estados Unidos.

Tradicionalmente se haQuienes somos 4mar considerado exclusivamente la Inteligencia Intelectual como factor de éxito académico y profesional. Sin embargo, en la actualidad, está ampliamente demostrado que personas con un CI (Coeficiente Intelectual) alto pueden fracasar en los diferentes ámbitos vitales mientras que personas con un CI moderado obtienen un éxito considerablemente superior… ¿qué repercusión tiene entonces el CI sobre el grado de éxito?

Algunos investigadores como Daniel Goleman (Inteligencia Emocional) o Howard Gardner han demostrado que es la manera de interactuar con el mundo lo que determina el grado de éxito tanto profesional como personal. La autoconciencia, la motivación, el control de impulsos, el entusiasmo, la constancia, la empatía y el altruismo, entre otros, así como el desarrollo de las llamadas inteligencias múltiples son la base de una conducta altamente efectiva (Siete hábitos de la gente altamente efectiva, Stephen Covey). Sí, se puede cambiar. Más allá de los pronósticos deterministas del CI, las nuevas teorías englobadas dentro de la llamada “psicología humanista” demuestran que las conductas son modificables, independientemente de los rasgos inherentes a la persona en su nacimiento. En esta línea es la PNL (Programación Neuro-lingüística) uno de los modelos de comunicación interpersonal más conocidos y efectivos. Según Richard Bandler y John Grinder, padres de la PNL, requerimos zambullirnos en nuestras experiencias subjetivas, en nuestros modelos de pensamientos subyacentes, para modificar nuestras habilidades, nuestras actitudes y, por tanto, nuestras conductas. ¿Cuántas veces hemos intentado ir al gimnasio, establecer una pareja funcional, dejar de fumar, conseguir un trabajo que nos realice, mejorar la rentabilidad de nuestra empresa… sin éxito? El trabajar sobre los pensamientos que subyacen a nuestras acciones supone actuar sobre la raíz de nuestras conductas para dejar crecer así nuestras metas con éxito.

Para ello desde 4MAR invitamos a hacerlo, lejos del tradicional método de enseñanza-aprendizaje, desde un modelo por descubrimiento 100% experiencial. A través de ejercicios y dinámicas los participantes podrán obtener una “fotografía” de cuáles son las actitudes y pensamientos que subyacen a sus conductas y, por tanto, a los resultados que obtienen en su vida diaria. Como en el clásico método socrático (origen del “coaching”, método de aprendizaje muy conocido y practicado en el ámbito empresarial y deportivo) en los talleres de 4MAR no se te facilitarán respuestas a preguntas sino que tú mismo encontrarás las respuestas a tus preguntas a través de mirarte en las dinámicas y cómo ellas pueden ser un fiel reflejo de la manera en que actúas en tu vida diaria… Éstas dinámicas se pueden proponer como juegos del grupo completo o de un grupo pequeño, procesos de ojos cerrados o de origen gestáltico. La Gestalt, que algunos consideraron en su momento que tenía un componente sectáreo, se ha considerado en ocasiones como una tercera vía frente al psicoanálisis ortodoxo y al conductismo y se estudia en gran parte de las universidades de nuestro país. Como en la Gestalt, en el programa formativo de 4MAR, el grupo facilita al participante un gran número de “espejos” en los que mirarse y ver reflejadas las relaciones de su entorno para ver, como dijimos, cuáles son los pensamientos subyacentes que las determinan y poder alcanzar, así, una solución diferente.

Desde 4MAR consideramos que “estamos programados para conectar” (Inteligencia Social, Goleman) y que el desarrollo de las competencias emocionales y sociales son la clave del éxito personal y profesional.

SUBIR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies